• 986 209 300
  • siasa@comercialsia.com

Mantenimiento básico del coche

  • Mantenimiento básico del coche

    Mantenimiento básico del coche

    Revisión del aceite

    La mejor manera de tener nuestro coche siempre a punto es seguir las especificaciones del fabricante y llevarlo al taller a realizar las revisiones periódicas. Aunque si te gusta hacer las cosas por ti mismo hay operaciones que puedes llevar a cabo sobre todo si vas a salir de viaje. Para realizar cualquier revisión es fundamental que el motor del coche esté frío.

    Podemos comenzar por revisar el nivel del aceite del motor. Si el nivel del aceite del motor no es suficiente el motor sufre, se incrementa el consumo de carburante y se pueden producir averías muy costosas por rotura de piezas. Es muy importante comprobar periódicamente el consumo de aceite, sobre todo si hacemos pocos kilómetros con el coche.

    Para comprobar el nivel el coche tiene que estar en posición horizontal, debemos  sacar la varilla, que normalmente tiene un color llamativo diferente al resto del motor, veremos dos muescas: una señala el nivel mínimo permitido por el depósito y la otra el máximo. En el caso de que esté por debajo del mínimo habría que rellenar el depósito con el mismo aceite que lleva (lo podemos comprobar en la tarjeta que nos facilita el taller cuando vamos a realizar el cambio) sin pasar nunca de la marca del máximo. El tapón del depósito también está marcado con un color distinto para su fácil localización dentro del motor.

    Cuando lleguemos al número de kilómetros estipulados por el manual de mantenimiento ó el tiempo exceda de 1 año, debemos hacer un cambio total del lubricante así como filtros, etc.

     

    Revisión del agua del radiador

    Una vez revisado el aceite es importante ver cómo está el nivel del agua del radiador. También tiene marcado un mínimo y un máximo, así que es muy fácil de comprobar.

    No es recomendable el uso de agua del grifo, sobre todo en invierno, ya que con las bajas temperaturas podría llegar a congelarse y además produce formaciones calcáreas que afectan tanto a los conductos, como a la bomba de agua y al radiador. Lo adecuado es comprar líquidos refrigerantes que ya vienen preparados para dar un mayor rendimiento al radiador del coche.

     

    Revisión del líquido limpiaparabrisas

    Debemos revisar también el nivel del líquido limpiaparabrisas, sobre todo en invierno, porque las salpicaduras que recibe el parabrisas dificultan en mayor medida la visibilidad, y necesitamos mantenerlo bien limpio, para mayor seguridad en la conducción. Usar líquidos específicos que contienen productos que disuelvan la suciedad y eviten óxidos y calcificaciones, nos ayudara a evitar el deterioro de todos los componentes el sistema limpiaparabrisas.

     

    En Comercial SIA podrá adquirir cualquier marca y especificación de lubricante para el motor y líquidos para el radiador de su automóvil.

     

     

     

    Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

    Comments are closed.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies